Matt en Tumblr: “Día 4” [relato & fotos]

20 Jun

A continuación el último relato traducido de las aventuras de Matt y Corey en su pasada visita a Japón. Esperamos que sea de su agrado, ya que Matt nos cuenta muy detalladamente lo que vivió, pero sobre todo, lo que comió😀

[Día 4]

Día 4

Tokio. La Última Cena

El último día fue muy rápido – descansado y revitalizado, no había prensa de hoy. Sólo el inminente vuelo trasatlántico a Nueva York para nuestro viaje de prensa en ese lado de la tierra. Koji tenía mucho trabajo que hacer, así que después de que Corey y yo empacamos nuestras maletas – decidimos visitar todos los lugares que encontramos al azar.

En Shibuya, uno puede caminar prácticamente en cualquier lugar y comer muy bien. Evitar cosas que parecen familiar – llegar a un lugar donde no se puede leer ni una sola letra, o apenas descifrar las imágenes de lo que está señalando para ordenar. Yo puedo hablar lo suficiente de japonés para salir adelante… en un restaurante… cuando la comida se ha acabado… por lo que el método de señalar las cosas funciona. Se los aseguro.

La última comida de restaurante para nosotros fue el lugar imaginado. Lo que es realmente ‘cool’ de muchos de los restaurantes que encontrarán en Shibuya que sirven comidas tradicionales, es que hay una máquina expendedora grande en la que sólo metes tu dinero y eliges lo que quieres por imagen o el nombre, algo no muy diferente de elegir un refresco de una máquina.

Mi almuerzo fue algo así como una mezcla de cosas que consumí antes – con algunos cambios. Los fideos tuvieron una textura que iba entre ramen y udon, pero más en en espiral en apariencia. La sopa tenía un caldo muy espeso a base de miso que tenía mantequilla derretida – esta salsa pudo haber sido una sopa en sí misma; creo que fue el mejor caldo en una sopa que he comido. Huevos duros con yema color naranja, nori, algunos encurtidos japoneses, los vegetales en la parte superior, una rebanada de carne de cerdo, y el maíz americano paradójico adornó el caldo viscoso – me encantó. Cuando iba a la mitad de estar comiendo me sentí dolorosamente lleno. Ése sí que fue un buen caldo.

Llegamos al aeropuerto para darnos cuenta que – ¡puf! Teníamos un vuelo con 3 horas de retraso. Volamos a Japón sin ningún problema (aparte de la chica que se estaba vomitando a mi lado… vean eso unos episodios antes), y ahora que estábamos tratando de irnos – iba a ser algo difícil. Los asientos que queríamos necesitaban 2 horas para que nos los pudieran entregar por alguna razón, así que fuimos a buscar comida al centro comercial del aeropuerto… el cual era bastante impresionante.

Comimos maguro y otoro nigiri, luego cada quien eligió un platillo principal: el mío fue unagi-don (anguila a la parrilla encima de arroz), soba, encurtidos japoneses, condimentos de soba y salsa. Normalmente, nunca como nada de la terminal de un aeropuerto, avión, o cualquier cosa cercana a un restaurante – a menos que: a) Ya se me terminó todo lo que empaqué y que me aguante hasta que pueda comer una mejor comida; b) Estoy muriendo de hambre y harto de la porquería saludable que empaqué; o c) Tengo conocimiento de que va a ser algo de calidad.

Esto fue bastante respetable para haber sido un restaurante de aeropuerto – mejor que cualquier cosa que he tenido en un aeropuerto en los Estados Unidos.
Tuvimos nuestros últimos Matcha Frapps (probablemente cerca del número 10 para mí y Corey); Koji estuvo con nosotros hasta el amargo final – luego NYC, aquí vamos.

Leer los episodios anteriores:

Día 1 |
Día 2, pt. I | Día 2, pt. II | Día 2, pt. III & IV |
Día 3, pt. I & II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: